Avisar de contenido inadecuado

Ineptitud de los opositores y nuestra falsa revolución bolivariana

{
}

La Tecla Fértil
 TAGS:undefined
Ya basta de argumentos, hay decenas de ellos que tienen como fin acabar con la integridad del país. Muchos dirigentes políticos desean que el venezolano, asuma una actitud esclavista y congeladora.
Que tristeza. El tema es de fondo, hay que tomarse la cobija y abrigarse bien.
Todas, estas leyes atentan contra la Constitución, los cubanos se creen dueños del país y desean hacerles un giro, los términos se ocultan y las fuerzas políticas lo permiten, porque la MUD es un cascajo de burros y las propuestas definitivas, no son escuchadas, opinar sobre algo, ya lo tildan de terrorista.
Aquí no pretendo, naturalmente, defender una propuesta que es –a todas luces– más problemática que otra cosa. Pero sí creo que es necesario llamar la atención sobre lo lejos de la realidad en donde empiezan nuestros debates. ¿No es una cabronada andar hablando de esclavistas y terroristas a estas alturas del partido? ¿No tendríamos que ser un poco más respetuosos de nuestra historia y de lo que estas palabras significan? Porque este nivel de polarización hace imposible respetar a quien tiene una posición distinta: nadie puede respetar a un terrorista. Nadie podrá, tampoco, respetar a un esclavista. Así que creo que haríamos bien quienes opinamos en profundizar un poco más, que es lo mínimo que le debemos a quienes nos leen.
Con esas dos palabras se desestimaron dos propuestas para promover el empleo juvenil. Con etiquetas y memes no llegamos muy lejos. El hecho es que casi todos los jóvenes con menores oportunidades trabajan informalmente.
Chamba juvenil y Somos Venezuela, han ayudado, pero no es la solución del problema
Haré un breve listado del proceso que define el futuro laboral del ‘pulpín’ esclavizado, en función a su edad. Su madre, especialmente, debe desear el embarazo. Hoy son frecuentes los no deseados, incluyendo las violaciones. Su parto debe ser atendido. Su mamá y él deben estar bien nutridos. Deben a ir un colegio y un instituto o universidad de calidad. El estado precario y la ausencia de responsables jamás dará pie con bola.
Solo, desean que el gobierno bolivariano, les pague todos y, no trabajar, mientras, toda su geopolítica es deprimente y lo territorial.
Si se intenta explicar la probabilidad de conseguir empleo y un sueldo, el grado de educación y los años de experiencia suelen ser determinantes. El retorno a la inversión que hacen los padres en institutos superiores privados es negativo. Mejor es que no vayan, en simple. Es positivo en los públicos, en promedio en ambos casos. Como el instituto suele ser pésimo, practicar ayuda. Para probar las prácticas no se requiere una ley, sino solo un formulario. Educación para el trabajo en los colegios ayudaría. Financiar a institutos acreditados también. Hay un pequeño problema: el gobierno sacrificó ciertas prerrogativas para bloquear los intentos de vacancia. Un buen programa de becas también es de utilidad. Hay muchas opciones de política que pueden ayudar a los jóvenes. Pero, el estado es precario.
Y el Gobierno pasó de no hacer reformas a sacrificarlas, al populismo del mínimo y el programa de vivienda. Discutir políticas públicas con etiquetas y memes, en vez de proponer al menos una alternativa viable, condena a los pulpines a la esclavitud.
Los partidos no han logrado representar efectivamente los intereses de los sectores sociales. Se han agotado, más la MUD por sus contradicciones. Si estos no son adecuadamente canalizados, se pone en riesgo la gobernabilidad del país.
Venezuela, necesita construir mecanismos que permitan que los distintos intereses puedan participar en la toma de decisiones sobre políticas públicas. Otro problema es la falta de legitimidad de las empresas vinculadas a las grandes concesiones y de los funcionarios de gobierno.
Un grupo de pseudocomunistas, desean llamar a la vagancia del país e intentan concientizar para poner en peligro el régimen político democrático en el país, aclaro, no podemos hablar de comunismo, es socialismo democrático, es ir contra la corrupción, caiga quien caiga.
Está claro que el intento de resucitar la polarización democracia vs. comunismo lo que busca es realinear a favor del conservadurismo el proceso en curso que apunta a una nueva correlación de fuerzas en el país. Ya eso, no existe.
¿Qué correlación hay entre pelear por nobles ideales y convertirse en un demonio al tomar el poder, pues para esos grados de corrupción deben arrasar con sus países? Hay similitudes entre estos personajes. Comienzan siendo generosos, pero al llegar al poder se vuelven crueles. Los psicólogos los diagnostican como sociópatas (psicópatas sociales), que no sienten remordimiento ni piedad.
La misma naturaleza de una revolución armada genera automáticamente un espacio sin ley y sin normas, necesario para derrotar al enemigo. Los guerreros más inescrupulosos tendrán allí ventajas comparativas. La astucia, la celada y la traición ganan la guerra. El concursante que maneje mejor estas “virtudes”, triunfará.
Estas revoluciones señalan objetivos abstractos (y emotivos): la igualdad, la justicia; no una ruta institucional a seguir una vez que venciera. Entonces, al ganar el caudillo y su banda, quedan libres de improvisar a su manera. La psicopatía liberada del guerrero triunfal se vuelve desenfreno, asesinato y pillaje. Con una ideología mesiánica, será lo mismo, pero a nombre de los ideales.
Jamás será marxismo o socialismo.
Una conclusión es que las ineficaces oposiciones a estos regímenes “revolucionarios” no contienen la sociopatía escondida de un proyecto armado u civil. Podemos esperar, entonces, que cuando lleguen al poder, serán mejores gobernantes, aunque hayan sido luchadores de pacotilla.
No me llevo nada. Ineptos de La MUD.

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Ineptitud de los opositores y nuestra falsa revolución bolivariana

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre