Avisar de contenido inadecuado

mamas. a quien admirar.

{
}

 TAGS: Fusión y Convivencias MAMAS, A QUIEN ADMIRAR El sobrepeso iba en aumento en María, cada tres días se acercaba a la farmacia de Tovar, Edo Mérida, a subirse en la máquina de tomar su grosura. Siempre en las tardes, luego de darle tres vueltas a la Plaza Bolívar del lugar, se trasladaba a una heladería para adquirir un helado de chocolate. Por lo demás, en los Estados Andinos ya el frío ha dejado de ser problemático por el calor que ya alumbra sus pasos en esos parajes. Quizás olvida que los snacks calóricos consumidos en el día le dan cargas inductivas a sus hormonas y la retención de líquidos, algo de glicemia y liberación de ácidos grasos, pero, lo más grave es el parámetro de sus senos, aunque se mantienen elevados por su edad, la genética está latente y comenzaron a crecer, es que cuando hablamos de obesidad, todo se refleja en una grosura mayor. El peso no es tan fundamental, como la organización corporal que nos indica el porcentaje de grasa y las metas de un tratamiento eficaz para lograr una historia clínica estable, de manera que es fundamental una evaluación continua de nuestra masa muscular para medir los pliegues y circunferencias grasosas que marcan el inicio de una anomalía y cuadro de sobrepeso contraindicado en el campo médico. Hay muchas reseñas bibliográficas que nos indica el desempeño de algunas damas en zonas de riesgo sanitario, como la manera de servir los platos de alimento diario. La mayoría prefiere comer en las camas, observando la televisión y escribiendo en un computador. Cuando se le pregunta a una dama o joven por esa actitud, expresan que es falso y refutan cualquier argumento para destacar sus posiciones existenciales. Lo cierto, es que desean destacarse ante sus familiares, amigos y al jefe policial de la localidad, obviando su propia imagen y el control de su peso orgánico. En nuestra sociedad latina, todavía permea una doble moral en ciertos sectores sociales para evitar que nuestros jóvenes y personas maduras reciban una buena orientación sobre educación sexual, lo que coloca la sexualidad humana en uno de los temas más controvertidos y difundidos de la historia. En fin, esta época postmoderna describe un sin fin de interpretaciones donde las noticias callejeras tienen mayor importancia que una sexualidad implícita o un simple examen de mamas, sin olvidar un examen preventivo de la próstata en los varones. En total, los políticos y funcionarios de alto nivel, poco les interesa la parte sanitaria del Estado y no animan al colectivo a los exámenes rutinarios. Así que la sociedad postmoderna juega a una difícil ruleta rusa como es el cáncer de mamas, aparece en cualquier lugar y las jovencitas lo confunden con grosura de sus partes genitales, las caderas o acezos en sus senos. En las mujeres, representa la segunda causa de muerte, después del cáncer del útero y en muchos casos en estado avanzado por el miedo a someterse en un control ginecológico anual. Por lo anterior, la prevención evita el maleteo de las enfermedades y nos lleva de rueditas rápidamente a las funerarias, todo hombre y mujer deben dejarse de amoríos y cada uno irse a un ginecólogo y un urólogo, porque la farmacia espera sin ansia por nuestro récipe médico y tener la esperanza de una fe y una vida más placentera. La niña en la gelateria, la mujer con sus vecinas viendo la novela favorita y, el hombre en una licorería, deben ir todos al especialista para lograr una estabilidad social y sanitaria y tener la oportunidad de una fogata en el patio de nuestro hogar para festejar junto a los nietos de la continuidad existencial. Ojala la alcoba pidiera disculpas por los desenfrenados amoríos, pero, qué hermoso una madurez y proseguir la relación con lo deseado y admirado, la familia. Arreglarse los senos, constituye una situación de belleza en muchas personas que desean quitar su flacidez o borrar alguna cicatriz. Gracias a algunos avances de la cirugía estética, existe ciertos tratamientos no invasivos que, son capaces de aminorar o eliminar esas imperfecciones en la piel, solamente, basta adecuarse a un tratamiento de exfoliación y cremas reafirmantes que permiten bajo la ayuda del laser quitar esas cicatrices o sombras de la dermis y epidermis. Tal ablación con laser actúa eliminando las capas superficiales de la piel o epidermis, dañadas. El haz de luz logra penetrar de una manera rápida para estimular, entonces, la regeneración de éstas capas y ya sin efectos secundarios. Por estas razonas, las damas deben evitar el uso del silicón en sus mamas y, lo mejor es la naturaleza, te ha dado un cuerpo bello y el tratamiento con laser permitirá el rejuvenecimiento de tu piel y llegaras al aspecto casi inicial de tu vida. Lo malo de esta era, donde la imagen es fundamental, se prioriza a la mujer a tener buenos bustos y tener una relación sexual más frecuente, no importando la pareja. La televisión con sus anuncios, los laboratorios, películas y salas de masajes, fermentan motivaciones para lucir bellos senos y esto, conduce a ser más atractiva una imagen corporal y da pie para abrazar a alguien con el fin de dar calor y amor, vemos así una actitud mecánica hacia el desahogo Con solamente ir al experto sanitario, haciéndose los registros necesarios, cada dama puede tener una relación más satisfactoria con su contexto social, dándole una mayor privacidad a su mundo mágico. Las mujeres de silicón, deben ir constantemente al psicólogo u psiquiatra para evitar sus angustias internas y tener un sentido más profundo de su vida personal. De hecho, ésta es la verdad, al tiempo se psicotizan porque no desean que sus siliconas se atrofien. La sexualidad y el amor son temas compatibles, pero nos pueden llevar a una serie de errores, solo el ejercicio físico, una buena alimentación y estar al natural, permitiría a la mujer una mayor identificación consigo misma.

{
}
{
}

Deja tu comentario mamas. a quien admirar.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre