Avisar de contenido inadecuado

Putin y Venezuela, otra visión hacia la patria de Bolívar y Alí Primera.

{
}

La Tecla Fértil. TAGS:undefined
El presidente Vladimir Putin, siempre le preocupo los sobrecostos de la revolución bolivariana, pero, tenía a pocos kilómetros una razón para su consideración, el gobierno de La Habana y, la figura del ya envejecido comandante Fidel Alejandro Castro Ruz. Lo más preocupante es que el sector empresarial empezó a producir en blanco y, el tamaño del Estado que tenemos, empezó a fundir empresas y provocar el desempleo privado.
Su gran preocupación, era hacerle entender al comandante Chávez que “Venezuela, tiene un buen potencial de crecimiento, sí se hacen los cambios que se tenían que hacer, como es plantear otra relación con el mundo en materia comercial, el Estado y, el mundo laboral e ir, hacia algunas reformas en este sentido para que el Estado deje de ser una agencia de empleos y, de prestar buenos servicios y bienes públicos a bajos costos”.
Pero, tanto al comandante Chávez, como al Canciller Maduro Moros, les interesaba era comprar armas y efectos de guerra que, tuvieron su mayor efecto en la masacre del Junquito ante un rebelado de la república y su grupo, me refiero a Oscar Pérez, hombre policiaco preparado por el mismo gobierno bolivariano. Y en lo último, se decidieron por una harina panadera rusa a bajos precios para que, los panaderos y portugueses vendiesen las unidades de pan de trigo ruso a elevados precios.
En los últimos doce meses, la canasta básica total y la canasta básica alimentaria registraron un incremento de 77,3% y 64,1, respectivamente. Es decir, una hiperinflación increíble. Los precios de los productos que integran la canasta básica total -que mide el umbral de ingresos que requiere una familia tipo para no caer en la pobreza- registraron en noviembre un incremento de 4% respecto de octubre y llegó a $25.206,03, informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. En una escala porcentual del Fondo Monetario Internacional, FMI, porque el Banco Central de Venezuela, BCV, no da estadísticas, constituye un centro mecanizado de cifras del Estado Bolivariano con carácter oscurantistas.
Putin, en su tiempo, aconsejó al presidente Donald Trump, cuando era candidato a la presidencia de EEUU y, su punto válido eran los tributos municipales. La situación de regresividad tributaria imperante en Barak Hussein Obama y los niveles de resistencia en la recaudación de aranceles con la China, perjudicando el mercado norteamericano y sus empresas en alianza con algunos sectores de las corporaciones rusas afectaban los planes de esta nación hacia el mercado hispano americano.
Cuando la presión impositiva aumenta demasiado los ingresos pueden disminuir porque los altos tributos pueden terminar destruyendo las bases imponibles. Es decir, como mucha gente termina por no pagar sus impuestos la recaudación en lugar de crecer disminuye a pesar de que los impuestos son más altos.
Así que la suerte de Venezuela parece decidirse entre dos fracasos. La alta burocracia y el militarismo radicalizado en una economía de Estado. El gran problema para Putin a futuro fue la venta de armamento a una FANB desconocedora de su realidad y facultades estratégicas para confrontar un simple paradigma de despliegue militar.
Lo que sucede en Venezuela es grave en el asunto bancario y como desplegar los dividendos del Estado, los cuales es controlado por una minoría desde el Banco Central, bajo la consejería de fuerzas civiles y castrenses de origen extranjero y pro comunista, muy alejada de la realidad soviética
Putin y los chinos están más cerca de Daniel Ortega que del propio presidente bolivariano, Nicolás Maduro Moros.
La economía municipal y la situación de estabilidad de los mercados municipales mediante la administración de sus regidores es muy fundamental para los rusos y Vladimir Putin, porque es la columna vertebral de la expansión financiera de un Estado y el pago de sus deudas.
Por eso, que no sorprenda a tantos el hecho de abusar de los huecos legales para asestar un terrible golpe con las tasas municipales, es simplemente la continuidad de distintos hechos que venimos advirtiendo y denunciando. Declaración jurada que es un dibujito, contratos con empresas aportantes amigas… puedo seguir muchos renglones. Quedé sorprendido, cuando fui a pagar mi canon inmobiliario en la alcaldía de Valencia, subió demasiado su percentil de pago que contrasta con el pago de la deuda pública del mismo ayuntamiento y sus compromisos con el personal activo y jubilado en todo el sentido de la palabra, simplemente son desfases de un movimiento político que no se define claramente.
Muchos dirigentes han mentido y, lo han hecho todo el tiempo. Son jefes de calle, concejales, dirigentes de base y en dialogo expresan que este régimen es destructivo y corrupto, con buenas usinas de comunicación, lograron colocarse y hacerse del poder para enriquecerse.
Queda a Putin, desenredar todo este entuerto, pero dificulta la lejanía, Daniel Ortega se corrigió y allí esta buscando el equilibrio, buscando la manera de abrir un canal de tránsito para llevar alimentos y equipos industriales a otras naciones.
Tenemos que dejar el pensamiento destructivo hacia nuestro propio país y lo digo, hay un solo presidente en Venezuela, Nicolás Maduro Moros y Juan Guaidó y su esposa son humildes venezolanos, uno de Vargas y su esposa, Rosales Fabiana es de Tovar, allí la conocí en su mercado, ayudando la economía familiar, hoy, entrelazados en una oruga de los familiares y padre de Leopoldo López y que la gente lo veía como el otro Chávez, pero, esta actitud lo llevaron a otro terreno del espectro político. Las cosas o asuntos políticos no se hacen de esa manera.
Putin se canso de aconsejar a Maduro en asuntos económicos y no pelearse con los norteamericanos.

{
}
{
}

Deja tu comentario Putin y Venezuela, otra visión hacia la patria de Bolívar y Alí Primera.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre